toxina botulínica

Elimina tus arrugas con toxina botulínica

Si te hablamos de la toxina botulínica es probable que en un primer momento no sepas a qué nos estamos refiriendo.

Ahora bien, si te decimos que es uno de los tratamientos más aplicados en la actualidad y que su nombre popular es el bótox, estamos seguros de que la cosa cambia.

En el artículo que hemos preparado hoy descubrirás, entre otras cosas, en qué consiste esta técnica, para qué se utiliza, cómo se aplica y sus beneficios demostrados.

¿Qué es la toxina botulínica?

La toxina botulínica es una neurotoxina que se crea a partir de una bacteria y que tiene la capacidad de provocar una relajación en los músculos en los que se aplica.

Aunque tiene otros usos clínicos y puede ayudar con algunas enfermedades neurológicas o a reducir la sudoración excesiva, hoy nos centramos en su potencialidad estética para disminuir o prevenir las arrugas de la cara.

¿En qué consiste este tratamiento?

Tras un primer análisis clínico realizado por el especialista, se decide en qué partes del rostro se aplicará el tratamiento. Las zonas más frecuentes suelen ser la frente, el entrecejo y las patas de gallo.

La técnica consiste en la administración de una serie de pequeñas inyecciones con aguja fina (el número necesario de las mismas dependerá de la zona a tratar) en las que se introduce la toxina a través de la piel. Previamente, el médico habrá aplicado una pomada anestésica en el paciente, consiguiendo que el tratamiento sea totalmente indoloro.

La toxina botulínica provoca que los músculos se relajen, bloqueando su contracción. De este modo, consigue que las arrugas desaparezcan.

Aunque varía en función de cada paciente, la técnica en consulta tiene una duración aproximada de 15 minutos, y los resultados son inmediatos y visibles durante 4-6 meses.

Si bien hay personas que se aplican toxina botulínica para mitigar sus arrugas ya existentes, cada vez es más frecuente encontrar pacientes que se la aplican antes de su aparición, con el objetivo de prevenirlas.

Es una técnica segura y con mucha pericia detrás, aunque si te planteas llevarla a cabo, siempre será necesaria una primera valoración por parte del médico especialista.

6 beneficios de la toxina botulínica

Entre los beneficios que aporta la administración de toxina botulínica se pueden encontrar los siguientes:

  • Resultado natural: esto es algo que siempre nos preguntan nuestros pacientes. La respuesta es sí. La toxina botulínica es una técnica que ofrece una apariencia estética natural.
  •  Apariencia saludable: muy relacionado con el punto anterior, este tratamiento consigue dotar a tu piel de una apariencia más juvenil y sana, reduciendo los síntomas que van apareciendo con la edad.
  • Técnica indolora: se trata de una técnica corta y que no provoca dolor de ningún tipo al paciente. Asimismo, tras el tratamiento, el paciente no debe llevar a cabo ningún tipo de indicación, más allá de evitar tocarse la zona tratada y no hacer ejercicio intenso ese mismo día.
  • Prevención de arrugas: como hemos indicado anteriormente, la toxina botulínica ayuda a hacer desaparecer las arrugas ya existentes. No obstante, también puede aplicarse para prevenir las futuras arrugas.
  • Resultados visibles inmediatos: los efectos son notorios a los pocos días de suministrar el tratamiento, y te sentirás más joven y saludable cuando te mires en el espejo. Además, se trata de una técnica que puede realizarse en cualquier época del año.
  • Pocas o nulas contraindicaciones: si el médico suministra de forma correcta la dosis, las contraindicaciones del tratamiento son nulas. En ocasiones, puede aparecer una pequeña cefalea pasajera, irritación, o algún pequeño hematoma o enrojecimiento en la zona.

¿Te ha quedado alguna duda acerca de la toxina botulínica?

Pide tu cita completamente gratis en la Clínica Dr. Carvajal llamando al teléfono 985 08 66 66, o envíanos un correo a info@clinicadrcarvajal.com.

También puedes contactarnos por WhatsApp haciendo clic aquí.

Te esperamos en nuestra clínica que se encuentra en: C/ Asturias 21, bajo (33004) en Oviedo (Asturias).

Entra en nuestra web y síguenos en Facebook e Instagram para saber cómo trabajamos y lo que hacemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.