fbpx
Estética

Sí al sol, no a las quemaduras

Por 11 julio, 2016 Sin comentarios

Hoy en día todos conocemos los peligros de estar demasiado tiempo expuestos al sol y lo necesario que es aplicar protector solar siempre que vayamos a salir de casa, especialmente en verano.

No obstante, en muchas ocasiones el protector solar no se aplica correctamente o se comenten errores por desconocimiento. ¿Sabes qué indica exactamente el FPS o cuándo debes aplicarte el protector solar?

¡Hoy vamos a dedicar nuestro post a resolver algunas dudas acerca del protector solar!

¿Qué significan las siglas FPS?

Todos los protectores solares muestran un número acompañado de las siglas FPS. Esas siglas indican el Factor de Protección Solar y hacen referencia al tiempo que el producto aumenta la capacidad de defensa de la piel ante los rayos UVB emitidos por el sol.

Si empleas un factor solar 30 la piel aguatará 30 veces más tiempo expuesta al sol sin quemarse que en condiciones normales. Por ejemplo, si normalmente tu piel se quema tras una exposición de 3 minutos, usando el factor solar 30 podrías estar al sol 90 minutos sin quemarte (3×30).

Si no sabes cuánto tiempo puedes aguantar bajo el sol sin quemarte no hagas la prueba, vale más prevenir que curar, normalmente pensamos que nuestra piel puede resistir más de lo que realmente resiste. No emplees un factor solar bajo, especialmente si tienes la piel clara.

El factor de protección solar también indica el porcentaje de filtración de los rayos solares. Un FPS 15 filtra los rayos en un porcentaje aproximado del 93%, un FPS 30 filtra alrededor del 95% y un FPS 50 un 97%.

 

¿De qué rayos debo protegerme?

Como hemos visto el FPS indica el factor de protección ante los rayos UVB pero protegerse ante los rayos UVA también es necesario, pues son igualmente dañinos para la piel. Por ello es importante que a la hora de elegir tu protector solar te asegures de que es efectivo tanto en la protección de rayos UVB como en la protección de rayos UVA.

Esta doble protección es la que muchos productos denominan “protección de amplio espectro”.

 

¿Puedo estar expuesto al sol durante horas si he empleado protector solar?

Ten en cuenta que ningún protector solar bloquea al 100% los rayos UVB, sea cual sea su FPS.

Para estar bien protegido y evitar quemaduras debes repetir la aplicación del protector una primera vez a los 15 o 30 minutos y después cada 2 horas (o el tiempo que indiquen las instrucciones del producto).

Aun así deja descansar a tu piel y no te expongas durante demasiado tiempo a los rayos solares, busca lugares con sombra o emplea elementos como la sombrilla o la ropa protectora para evitar quemaduras, especialmente en las horas en las que el sol está más alto.

 

¿Cuándo debo aplicarlo?

El efecto del protector no es instantáneo. Aplícalo entre 15 y 30 minutos antes de la exposición solar para que tu cuerpo asimile correctamente los químicos que lo componen.

 

 ¿Debo usar el mismo protector para todo el cuerpo?

Es recomendable emplear un producto especial para la cara. La piel del rostro es más sensible y suele estar más expuesta al sol, por lo que será mejor elegir un FPS mayor y un protector adaptado a las características de tu piel.

También debes emplear un protector solar especial para los labios, pues se trata de una parte del cuerpo muy delicada y carente de melanina, por lo que es recomendable emplear un labial con un FPS adecuado a tus características.

 

¿Existen realmente los protectores resistentes al agua?

Tanto si vas a estar en el agua como si no, es recomendable emplear protectores solares resistentes al agua (no olvides que el cuerpo elimina agua a través del sudor). Aun así es importante que sepas que ningún protector es totalmente resistente al agua por lo que debes reaplicarlo con frecuencia.

 

Otros consejos

Aplica el protector a toda tu piel de forma uniforme, no olvides partes de tu cuerpo como las orejas, los párpados, los pies, la nuca… que en algunas ocasiones caen en el olvido a la hora de extender el producto. Presta especial atención a zonas como la nariz que suelen quemarse con más facilidad.

Ten en cuenta que al igual que el resto de cosméticos el efecto de protector solar tiene un periodo de vida limitado, asegúrate de que no ha caducado o no tendrá ningún efecto protector.

Ten un cuidado especial en el caso de los niños. No apliques el protector si son menores de 6 meses pues podría ser dañino para su piel, en este caso lo mejor es optar por mantenerlos a la sombra, alejados de los rayos solares. Si son mayores de seis meses emplea un FPS alto específico para niños y recurre a ropa protectora y complementos como sombreros y gafas de sol.