fbpx
Cirugía Facial

Rinomodelación

Por 29 abril, 2015 Sin comentarios

La nariz es una de las zonas del cuerpo que más complejos pueden causar. Por suerte la cirugía estética ha evolucionado mucho y hoy en día para conseguir una nariz equilibrada y acorde a nuestro rostro ya no es necesario pasar por el quirófano.

La rinomodelación es un tratamiento cuya misión es corregir defectos e irregularidades nasales ayudándonos a conseguir así un perfil más armónico. Mediante esta técnica podemos conseguir elevar la punta de la nariz haciéndola más estética, reducir o eliminar el Caballete Nasal o rectificar el dorso de la nariz.

¿Cómo es posible modificar la nariz sin pasar por el quirófano?

La rinomodelación consiste en la inyección de materiales de relleno en la zona que queremos tratar para corregir las imperfecciones. Los materiales de relleno que utilizamos son totalmente biocompatibles e hipoalergénicos.

Se trata de un proceso rápido e indoloro. Por lo general se realiza en una sola sesión, aunque el número de sesiones puede variar según el tipo de retoque que se vaya a realizar. Además, al no haber cirugía, basta con emplear un anestésico local que bloquee las principales terminaciones nerviosas de la zona para no sentir ningún tipo de dolor.

No requiere un periodo de recuperación por lo que la persona que se someta a este tratamiento puede hacer vida normal desde que sale por la puerta de la clínica y en solo dos semanas los efectos ya serán visibles.

Respecto a su duración, dependerá del tipo de material de relleno que utilicemos. Los resultados tendrán una  duración aproximada de 12 meses con los materiales absorbibles o una duración entre 3 a 5 años con los materiales permanentes.