fbpx
Nutrición

¿Qué son las dietas de proteínas?

Por 9 marzo, 2020 Sin comentarios
dietas-proteinadas-carne

Seguro que, a lo largo del tiempo, has escuchado hablar sobre numerosos tipos de dietas: hipocalóricas, detox, alcalinas, etc. En esta ocasión, te explicaremos las dietas proteinadas, una de las dietas más seguidas para perder peso.

¿En qué consisten las dietas de proteínas?

Aquí, nuestra alimentación estará basada sobre todo en productos con un alto índice en proteínas. Además, excluiremos los alimentos ricos en azúcares e hidratos de carbono. Con esto, lo que conseguiremos será adelgazar de peso de manera rápida, además de aumentar músculo. ¿Cómo conseguimos esto? A través del consumo de alimentos ricos en proteínas, conseguimos la cantidad necesaria de aminoácidos para reforzar nuestro cuerpo. Además, este consumo genera una sensación de saciedad prolongada, por lo que podremos sobrellevar de mejor manera las ganas de comer.

¿Qué alimentos entrarían dentro de estas dietas?

Se engloban sobre todo alimentos ricos en proteínas, como carnes o frutos secos. También se incluyen algunos pescados (atún o mejillones) y legumbres, como las lentejas.

Los alimentos que no deben entrar serían aquellos alimentos con un alto índice en hidratos de carbono. Por tanto, tendrás que olvidarte del pan, la pasta o el arroz blanco. Tampoco debemos consumir patata, ya que conlleva un gran aporte de hidratos de carbono. Normalmente, muchos de nuestros platos tradicionales van acompañados de patatas, pero hay solución para esto. Un buen sustitutivo de la patata podrían ser los huevos, el atún o los espárragos (además de verduras como lechuga o brócoli).

¿Como sería el menú diario?

Un modelo base sobre esta dieta alimentaria podría ser el siguiente:

  • Desayuno: Incluimos lácteos (leche o queso fresco), proteínas como huevos y un mínimo aporte de hidratos de carbono, como el pan integral.
  • Media mañana: Yogur con algún alimento proteínico (como las almendras), o un poco de queso con tomate y una loncha de pavo.
  • Comida: Aporte de proteínas (pollo o salmón a la plancha) y verduras (zanahorias, brócoli o calabacín). Podemos terminar con una pieza de fruta (plátano no maduro, uvas o mandarina).
  • Merienda: Es bueno consumir lácteos con algún producto con alto índice de proteínas. No obstante, si a media mañana consumiste frutos secos, ahora es momento de una pieza de fruta baja en fructosa (como fresas o aguacate).
  • Cena: La cena va relacionada con la comida. Si incluiste algún tipo de carne, ahora es el momento de meter pescado (como el atún fresco). También puedes hacer una mezcla de verduras, como una ensalada fresca con lechuga, aguacate, calabacín, atún, etc.

Algunas personas, cuando quieren iniciar alguna de estos regímenes de alimentación, tienen un objetivo claro: perder peso. Para ello, existen métodos personalizados, como el método Pronokal. Se basa en una combinación de dieta de proteínas y adaptación fisiológica, consiguiendo así una reducción de peso.