NoticiasNutrición

La cara oculta de la obesidad

Por 25 agosto, 2014 Sin comentarios

DE LA DEFENSA AL CONTRAATAQUE

Hemos oído hablar mucho de la obesidad, pero ¿realmente sabemos combatirla? La obesidad tiene su cara oculta, la cual hemos ignorado durante años. La mayor parte de las prácticas preventivas y terapéuticas no se han renovado ni han adoptado los nuevos conocimientos y tecnologías de que disponemos para erradicar esta problemática.

Son muchos los nuevos factores de riesgo de obesidad que conocemos, y debemos analizarlos a fondo, sin sesgos ni ideas preconcebidas, incorporando a nuestro armamento de ataque aquellos que demuestran su relación casual con la obesidad y son modificables de manera individual y social.

Algunos de los factores emergentes que debemos conocer, aplicar y/o erradicar son:

Todas las calorías no son iguales, ya que dependen del contexto en que consumimos un alimento y las rutas metabólicas.

No toda obesidad es patogénica.

– La obesidad es contagiosa, el círculo de amistades contribuye.

– La predisposición comienza antes de la concepción, durante el embarazo debido a los mecanismos epigenéticos.

– La “química nuestra de cada día”, las sustancias químicas de las que hacemos uso diariamente pueden producir a la obesidad.

– La temperatura ambiental, mantenemos una temperatura confortable sea invierno o verano, día o noche y eso hace que las calorías utilizadas para mantener el organismo en zona de confort ya no se gasten.

– Los ciclos de luz y oscuridad, el sueño y sus desajustes tienen como resultado un desequilibrio hormonal y bioquímico que favorece la obesidad.

– El tiempo de comida, no solo importa qué y cuánto comemos, sino también cuándo lo hacemos.

– La educación y el estado socioeconómico, cada vez la obesidad es más común entre los niveles socioeconómicos y culturales más bajos.

– La flora bacteriana.

– La predisposición genética.

1395868_18085927

 

Foto: Freeimages