fbpx
Cirugía Corporal

Criolipólisis para reducir la grasa localizada

Por 20 febrero, 2020 Sin comentarios
clatuu alfa criolipolisis

¿Qué es la criolipólisis?

La criolipólisis es una solución novedosa para combatir la grasa persistente y localizada. Es un tratamiento pensado para aquellas personas que quieran deshacerse de pequeñas acumulaciones de grasa que no desaparecen con dieta y ejercicio. Gracias a las bondades del frío, la criolipólisis consigue destruir las capas de grasa sin necesidad de tratamientos complejos o de pasar por el quirófano. 

¿Cómo funciona? 

Este tratamiento se efectúa con la ayuda de una máquina especializada, llamada Clatuu Alpha, que succiona la zona a tratar y aplica frío de forma local hasta una temperatura de -8º. A pesar de las bajas temperaturas y el poder de succión de Clatuu Alpha, el tratamiento resulta indoloro y en absoluto invasivo. 

¿Sirve para toda clase de grasa localizada? 

La criolipólisis es un tratamiento no invasivo, indicado para el tratamiento de cualquier tipo de grasa localizada. Se puede utilizar para reducir la grasa del vientre, glúteos, brazos, piernas, espalda, caderas, papada… y en cualquier zona desde el mentón hasta las rodillas que acumule grasa difícil de eliminar mediante dieta y ejercicio. 

¿Cómo es el proceso de criolipólisis? 

El proceso siempre comienza con un estudio previo del paciente, en el que se evalúa la cantidad de las sesiones necesarias y su duración. Dependiendo de la zona a tratar, se elige un cabezal o aplicador distinto (con cabeza redondeada, más grande, más pequeño, etc.). Este paso es importante ya que es necesario que la máquina abarque la mayor cantidad de grasa posible pero adaptándose al contorno corporal. 

Antes de iniciar la succión se aplica un gel y se coloca una toallita protectora sobre la zona a tratar para hacer el tratamiento más cómodo y seguro. Por norma general, las sesiones suelen durar en 60 y 90 minutos y son necesarias al menos dos o tres para que los resultados sean visibles. 

Con el efecto de succión se separan los músculos de la grasa y con el frío se congelan los adipocitos. Lo que se persigue es llegar a cristalizar las células de grasa sin que el frío afecte al resto de tejidos cercanos. De esta forma, se produce una rotura del tejido adiposo, que comenzará a descomponerse lentamente gracias a la lipólisis hasta acabar por desaparecer de manera natural de nuestro cuerpo a través de la orina. 

¿Qué ventajas tiene la criolipólisis?

Lo mejor de todo es que el proceso de criolipólisis permite recuperar de inmediato la vida cotidiana, ya que apenas presenta dificultades o contraindicaciones. Pueden aparecer ligeros enrojecimientos y hematomas en la zona a tratar, pero estos desaparecen al cabo de unas horas. 

En apenas dos semanas pueden empezar a observarse resultados, aunque es necesario que pasen unos dos meses para apreciar una pérdida de varios centímetros de volumen. Dependiendo del grosor de la zona a tratar, se pueden efectuar otros tratamientos paralelos pasadas unas 4 o 6 semanas desde la primera sesión. Los masajes drenantes o que activen la circulación son un tratamiento muy recomendable para estimular la zona y acelerar el proceso de definición.