fbpx
Estética

¿Cómo puedo mejorar el aspecto de mis manos?

Por 5 septiembre, 2018 Sin comentarios

 

Las manos son uno de los indicadores más precisos de la edad de una persona, pero por desgracia también se trata de una de las partes del cuerpo más expuestas y por tanto de una de las zonas que antes comienza a mostrar signos de envejecimiento.

Existen multitud de factores externos que pueden contribuir al envejecimiento prematuro de estas extremidades, tales como los productos químicos, los cambios de temperatura o la exposición solar. Además, el paso del tiempo hace que la producción de colágeno disminuya y nuestra piel se muestre menos firme y comiencen a aparecer las arrugas.

Por ello, cada mes es más común encontrar a pacientes que se interesan en tratamientos que capaces de devolver la tonicidad, hidratación y elasticidad a la piel de las manos y que nos ayuden a eliminar otros síntomas de envejecimiento, como las arrugas y las manchas solares.

Lo cierto es que existen diferentes tratamientos que nos permiten devolver un aspecto más joven y sano a nuestras manos. Cada tratamiento debe ser empleado según las características del paciente, seleccionado siempre aquel (o la combinación de aquellos) que mejor se ajuste a sus necesidades.

Algunos de los tratamientos que mejores resultados ofrecen son:

 

  • Bioestimulación: este tratamiento activa las células encargadas de sintetizar el colágeno y la elastina. De esta forma se consigue aumentar el grosor de la piel, que recupera su firmeza y elasticidad.

 

  • Láser: mejora la calidad de la piel, dándole más luminosidad, mejorando su textura y disminuyendo las arrugas y la flacidez con un efecto lifting. Además, es especialmente efectivo en la eliminación de manchas solares.

 

  • Inyección de materiales de relleno: mediante estas inyecciones conseguimos que la piel gane volumen. De esta forma las pequeñas venitas que anteriormente se podían ver a través de la piel pasan a ser ahora invisibles y las arrugas y líneas finas desaparecen, dejando en su lugar unas manos más firmes e hidratadas.

 

  • Peelings: se aplican diversos ácidos que exfolian la piel y eliminan las manchas y arrugas, mejorando además la luminosidad y textura de la misma.

 

La mayor ventaja de estos tratamientos es que no son invasivos, es decir que para realizarlos basta con aplicar anestésico local y el paciente podrá retomar su vida de inmediato.

 ¿Quieres saber más? ¡Consúltanos!