Estética

Hilos tensores: el lifting sin cirugía

Por 18 julio, 2017 2 Comments

Con el paso del tiempo es inevitable que nuestro rostro comience a mostrar los primeros signos de envejecimiento. La edad, el estrés o la exposición prolongada al sol son algunos de los factores que influyen en la aparición de arrugas, manchas o flacidez en la piel.

Combatir estos signos de la edad ha sido desde siempre una de las principales demandas de los pacientes que acuden a las clínicas de medicina estética. Entre los tratamientos más populares para este fin se encuentran los liftings: tratamientos quirúrgicos cuyo objetivo es retirar el exceso de piel y tensar los músculos para lograr rejuvenecer el aspecto del rostro.

Pero… ¿podemos eliminar los signos de la edad sin tener que pasar por el quirófano? La respuesta es afirmativa y recibe el nombre “lifting sin cirugía” o “hilos tensores”.

 

¿En qué consiste el tratamiento con hilos tensores?

Se trata de un procedimiento no invasivo, rápido y sencillo que se realiza mediante la implantación subcutánea, con una aguja muy fina, de hilos de Polidioxanona que generan fibrina, fibrinogeno y colágeno.

Estos filamentos crean una red vectorial que actúa como soporte, sujetando la piel y demás estructuras caídas con el fin de reposicionarlas a un nivel más alto. Así, se consigue elevar los tejidos relajados del rostro, dando como resultado un aspecto joven y saludable.

 

¿En qué zonas del cuerpo se puede aplicar?

Aunque esta técnica se emplea especialmente en cara y cuello, también se puede realizar en otras partes del cuerpo como brazos o glúteos.

 

¿Cuál es el resultado?

El tratamiento con hilos tensores cuenta con un alto grado de satisfacción de los clientes, siendo una de sus características más apreciadas los resultados naturales que ofrece.

Su efecto es inmediato y dura aproximadamente cinco años. Al finalizar el tratamiento el rostro del paciente recuperará el aspecto ovalado propio de una cara joven, sin perder expresividad y preservando los rasgos y las características naturales de cada persona.

 

¿Tiene algún riesgo?

No. Se trata de un tratamiento que no requiere hospitalización y precisa únicamente anestesia local. Además, los hilos tensores están compuestos siempre de elementos biocompatibles por lo que no producen rechazo ni alergias en el paciente.

Eso sí, recuerda la importancia de acudir a un profesional de confianza que conozca bien la técnica a emplear. ¡Solo así conseguirás unos resultados perfectos!

 

2 Comments

  • Belen dice:

    Muy buenas, estoy interesada en los hilos tensores. Podría decirme en q consiste exactamente el tratamiento y su precio.
    Un saludo. Mil gracias

    • Dr. Carvajal dice:

      Hola Belén, muchas gracias por tu interés. Para valorar tu caso y poder proporcionarte más información ponte en contacto con nosotros en el número 985 08 66 66 en horario de 9:00 – 14:00 y de 16:00 – 21:00. ¡Estaremos encantados de atenderte!