fbpx
Estética

Carboxiterapia: elimina la celulitis con CO2

Por 13 junio, 2019 Sin comentarios

La celulitis es un problema que afecta a un porcentaje muy alto de la población, especialmente a las mujeres. Pero, ¿por qué aparece y cómo la podemos combatir?

Se crea en las capas más profundas la piel, donde se encuentran la mayoría de las células. En estas capas encontramos los adipocitos, que son aquellas células encargadas de almacenar grasa con fines tan útiles como mantener la temperatura corporal o amortiguar impactos. No obstante, por diferentes motivos (genética, problemas hormonales, problemas de circulación sanguínea, sobrepeso, etc.) estas células pueden acumular más grasa de la debida, incrementando su tamaño y empujando la piel. El resultado, la aparición de celulitis.

El problema viene en que una vez que aparece, la celulitis es muy difícil de combatir. Por supuesto, si no queremos padecerla es necesario optar por un estilo de vida saludable, con una dieta equilibrada y ejercicio diario. Pero, ¿qué ocurre si no es suficiente? En esos casos existen tratamientos estéticos que nos pueden ayudar. Uno de ellos es la carboxiterapia.

 

¿Qué es la carboxiterapia?

La Carboxiterapia elimina la celulitis con CO2, se trata de un tratamiento no quirúrgico que nos permite reducir la celulitis y la piel de naranja, al mismo tiempo que combatimos la flacidez de la piel, obteniendo como resultado una piel más tersa, suave y juvenil.

Para lograrlo, se emplea el dióxido de carbono (CO2), un gas incoloro e indoloro que nuestro organismo produce de forma natural y que se ha empleado durante años en el campo de la medicina.

 

¿Cómo funciona la Carboxiterapia?

Empleando una microaguja conectada a una máquina que regula la administración del CO2, el especialista realiza una inyección subcutánea en el área a tratar. Entonces ocurre el siguiente proceso: el dióxido de carbono incrementa los niveles de ph y genera una falta de oxígeno en la zona; para contrarrestarlo, los vasos sanguíneos se dilatan con el fin de incrementar los niveles de oxígeno, aumentando el flujo sanguíneo. De esta forma la carboxiterapia elimina la celulitis con CO2 y el tejido se oxigena y se fomenta la eliminación de toxinas a través del sistema linfático. Además, se favorece la generación de colágeno, por lo que la piel se vuelve más flexible y se recuden las estrías.

Como resultado, mediante un tratamiento prácticamente indoloro (no se precisa anestesia), el paciente podrá eliminar los cúmulos de grasa resistentes, disminuyendo la piel de naranja y aliviando los síntomas de la celulitis y conseguirá una piel más elástica y tonificada.

Además, tras las sesiones de carboxiterapia elimina la celulitis y el paciente podrá retomar su rutina diaria de inmediato y, si lo desea, podrá combinarlo con otros tratamientos como la mesoterapia, la presoterapia o el drenaje linfático para unos resultados aún mejores.

¿Te interesaría saber más? ¡Contáctanos!

 

Imagen