fbpx
Dermatología

Prepara tu piel para la primavera

Por 10 abril, 2019 Sin comentarios

Con cada cambio de estación es necesario que modifiquemos la rutina de cuidado de nuestra piel para adaptarnos a las características asociadas a la época del año en la que nos encontramos. En el caso de la primavera, hablamos de una estación que se caracteriza por la inestabilidad y los cambios climáticos, con días que aun nos recuerdan al invierno y otros más calurosos que ya nos hacen pensar en el verano.

Estos cambios de temperatura, junto con otros factores ambientales como el viento o las lluvias, pueden provocar cambios en nuestra piel, por lo que es muy importante que dediquemos un tiempo cuidarla y protegerla. Somos conscientes de que este acto requiere constancia, especialmente al principio, pero una vez que hayamos adquirido el hábito será mucho más sencillo.

Para ayudarte, te presentamos una serie de tips que no debes olvidar si quieres que tu piel luzca radiante en primavera y esté preparada para la llegada del verano.

¡Sigue nuestros tips y prepara tu piel para esta primavera!

  • Limpiar: tanto por la mañana como por la noche debemos limpiar la piel para eliminar los restos de maquillaje e impurezas que se acumulan en nuestra piel. Para ello, debemos emplear productos suaves que no resequen nuestra piel.
  • Hidratar: bebiendo agua de forma regular y aplicando una crema hidratante ayudaremos a la piel a mantener su elasticidad y firmeza. Nuestra recomendación es usar cremas más ligeras en esta época del año.
  • Exfoliar: la exfoliación nos permitirá eliminar células muertas e impurezas y favorecerá la renovación de la piel. Además, multiplicará el efecto de la crema hidratante y nos ayudará a preparar la piel para la exposición a los rayos UVA.
  • Proteger: lo común es que durante esta estación aparezcan los primeros rayos de sol. Asimismo, en esta época los días son más largos por lo que es probable que pasemos más tiempo en la calle expuestos a los efectos del astro rey. Como ya sabes, el sol es muy beneficioso para la salud y aporta vitamina D a nuestro organismo. Si no tomamos las medidas de seguridad adecuadas, también puede resultar muy dañino para nuestra piel. Para evitar estos daños que además provocan el envejecimiento de la piel debemos recurrir al protector solar. Elige aquel que sea más apropiado para tu tipo de piel.

Si vamos a estar mucho tiempo al aire libre recuerda, que debes renovar tu crea de protección cada tres horas.

Cabe destacar que, a la hora de cuidar nuestra piel, debemos prestar una atención especial a la a la zona del contorno de ojos, del cuello y del escote por más delicadas y propensas a la aparición de arrugas. Ten presente que, durante esta época del año estas zonas están más expuestas que durante el invierno. Debemos reforzar su hidratación y protección solar, con productos delicados específicos para estas zonas, es decir, más suaves.

Por último, recuerda que es importante realizar ejercicio físico para mantener activo nuestro organismo. Oxigenar nuestra piel y llevar una dieta equilibrada se reflejará en una piel sana y radiante.

 

¿Conoces nuestros tratamientos? ¡Contáctanos sin compromiso!