fbpx
DermatologíaEstética

Láser facial, el arma definitiva para combatir el envejecimiento de la piel

Por 19 septiembre, 2019 Sin comentarios

 

El paso del tiempo y el efecto de factores externos como el sol, la contaminación, el tabaco o incluso el estrés, dejan una huella inevitable en nuestra piel. Así, con los años, cada vez es más frecuente la aparición de manchas, arrugas, líneas de expresión y cicatrices que dan a nuestra piel un efecto envejecido y nos echan algunos años de más encima.

Seguro que alguna vez te has mirado al espejo y has echado de menos aquella piel tersa y libre de imperfecciones que lucías hace unos años. ¿Te gustaría recuperarla? El paso de los años es inevitable, pero por suerte los avances en estética nos permiten rejuvenecer nuestra piel sin tener que viajar en el tiempo. Es el caso del láser facial, el tratamiento con el que podrás rejuvenecer tu piel entre 5 y 10 años.

 

¿Cómo funciona el láser facial?

 

El objetivo final del tratamiento con láser facial es la renovación integral de la piel fotoenvejecida.

Para conseguirlo, se emplea un láser CO2 que emite ondas de luz capaces de evaporar el agua de la piel, dejando tras de sí membranas celulares que después se retiran. Así, la desaparición de la capa de la epidermis da lugar a la capa basal, que es la encargada de regenerar la dermis.

Además, el calor del láser da lugar a fenómenos inflamatorios que contribuyen a la formación de nuevas fibras de colágeno y reducen las arrugas, mejoran la calidad de la piel y le aportan un efecto tensor. De esta forma, se inicia el proceso de renovación que tiene como resultado una piel más elástica, brillante y libre de imperfecciones.

Aunque a priori pueda sonar un poco complicado, lo cierto es que este tratamiento se realiza forma rápida y no es doloroso, pues para disminuir las posibles molestias que pueda ocasionar, previamente se aplica un anestésico tópico en crema.

Con este procedimiento podemos tratar las áreas más castigadas por el efecto del sol, como son la cara, el cuello, el escote y las manos y conseguir efectos inmediatos y muy naturales. ¿Lo mejor? No se requieren largos periodos de recuperación.

Si bien es cierto que en las horas siguientes al tratamiento la piel puede mostrarse un poco enrojecida o infamada, estos efectos desaparecerán durante los cuatro días siguientes al tratamiento para dar lugar a una piel más joven y tersa.

Si quieres tratar líneas de expresión, arrugas, cicatrices, marcas de acné, manchas u otras imperfecciones de la piel, este es tu tratamiento. ¡No dudes en solicitar más información sin compromiso!