EstéticaVascular

Retención de líquidos: causas y consejos para evitarla

Por 24 mayo, 2019 Sin comentarios

La retención de líquidos, también conocida como hidropesía, es un problema que sufre un alto porcentaje de la sociedad, siendo el sector femenino el más castigado por esta dolencia. Entre sus síntomas se encuentran la inflamación de extremidades, la sensación de pesadez, el cansancio, el malestar general o la aparición de celulitis.

Dado que estos síntomas suelen empeorar en las épocas de calor, ahora que empiezan a subir las temperaturas de los termómetros queremos explicarte cuáles son las causas de la retención de líquidos y compartir contigo algunos tips para combatir sus efectos. ¡Toma nota!

 

¿Por qué se produce la retención de líquidos?

 

Como seguramente habrás escuchado en múltiples ocasiones, el agua es el elemento más abundante del organismo. De hecho, supone entre un 50% y un 70% del peso corporal de un adulto.

¿Y dónde está el agua de nuestro organismo? La podemos encontrar dentro de nuestras células (líquido intracelular) o fuera (líquido extracelular). En este último caso, podemos distinguir entre el líquido intersticial (aquel que baña a las células) y el plasma (aquel que forma parte de la sangre).

Este líquido es regulado de forma constante por nuestro organismo para mantener un equilibrio estable. No obstante, en ocasiones nuestro cuerpo encuentra dificultades para eliminarlo y esto provoca que se acumule de forma anómala, dando lugar a la retención de líquidos.

Este problema puede responder a causas hormonales, ser consecuencia del consumo de algún medicamento o ser síntoma de alguna enfermedad relacionada con el corazón, los riñones o el aparato digestivo. Pero también puede estar provocado por factores cotidianos que podemos evitar siguiendo una serie de consejos. ¡Vamos a verlos!

 

Tips para evitar la retención de líquidos

 

  • Cuida tu dieta: modera el consumo de sal e incrementa el consumo de alimentos ricos en potasio, pues este mineral ayuda a regular los niveles de agua del organismo.
  • Hidrata tu cuerpo: en contra de lo que mucha gente piensa, beber en abundancia es positivo para combatir la retención de líquidos, pues el agua ayuda a depurar el organismo, eliminando las toxinas y reestableciendo el equilibrio hídrico del cuerpo.
  • Huye del sedentarismo: una de las principales causas de la retención de líquidos es seguir un estilo de vida sedentario o pasar demasiado tiempo en una misma posición (ya sea de pie o sentado). ¡Haz ejercicio para evitarlo!
  • Relájate: los nervios y el estrés contribuyen a potenciar la retención de líquidos, por lo que es importante encontrar un hueco para el descanso.
  • No vistas ropa ajustada: si tienes tendencia a acumular líquidos, es mejor que cambies las prendas ajustadas por ropa cómoda y amplia.

Por último, puedes aplicar otros consejos como llevar medias de compresión, sentarte con las piernas en alto para evitar la acumulación de sangre en las mismas o darte masajes drenantes para mejorar la circulación.