Estética

Rellenos faciales: devuelve el volumen perdido al rostro de forma rápida y segura

Por 11 mayo, 2018 Sin comentarios

rellenos_facialesRecuperar el volumen perdido en el rostro, combatir la flacidez y atenuar los efectos del envejecimiento en la piel (como las arrugas o las líneas de expresión), son algunas de las demandas estéticas más repetidas por los pacientes.

Por ello, los rellenos faciales se han impuesto como uno de los tratamientos más aplicados en las clínicas de estética. Y es que, no en vano, hablamos de un tratamiento que es capaz de devolver a nuestro rostro su mejor aspecto sin necesidad de intervenciones quirúrgicas y con unos resultados muy naturales y satisfactorios.

 

Características del tratamiento

Este tratamiento destaca por su rapidez y eficacia. Aplicado en una sesión de aproximadamente 30 minutos, permite a los pacientes recuperar de inmediato su rutina diaria, sin ningún tipo de cuidado especial, más allá de la aplicación de hielo durante las primeras horas o extremar la protección solar diaria.

Dado que se trata de la inyección en la piel de materiales reabsorbibles, sus efectos tienen una duración limitada en el tiempo, que suele oscilar entre 6 meses y dos años, dependiendo de los materiales empleados. Después, podrán llevarse a cabo tratamientos de mantenimiento e ir adaptando los rellenos faciales, dado que la anatomía del rostro cambia con el paso de los años.

 

¿Qué materiales de relleno se emplean?

Los materiales elegidos variarán según las necesidades del paciente y la zona a tratar. En cualquier caso, la seguridad del tratamiento está garantizada, pues hablamos de materiales biocompatibles, hipoalergénicos y reabsorbibles, lo que hace prácticamente inexistentes los efectos secundarios.

El material de relleno más conocido es el ácido hialurónico que, como ya hemos explicado con anterioridad en el blog, es una sustancia producida de forma natural por nuestro organismo, que cuenta con la capacidad de atraer y retener el agua, actuando como humectante de la piel y lubricante de las articulaciones.

Otros materiales empleados son Radiesse (que suele emplearse para rellenar arrugas y pliegues o cicatrices, especialmente en la zona de la boca o la nariz), Sculptra (empleado para tratar pliegues y zonas hundidas por su capacidad de aumentar el grosor de la piel), Atlean (que logra un efecto tensor y devuelve la densidad a los tejidos estimulando la creación de colágeno y elastina), etc.

 

¿Se puede combinar este tratamiento con otros?

Si queremos asegurar unos resultados más naturales y duraderos podemos combinar este tratamiento con otros, como la mesoterapia, el Botox o los peelings químicos.

¿Te gustaría saber más acerca de este tratamiento? ¡Contáctanos!

 

Deja un mensaje